Niños bilingües son más inteligentes


Niños BilingüesHoy en día hablar sobre el aprendizaje y dominio de otros idiomas es un tema de interés público, no sólo porque vivimos en un mundo globalizado, sino porque varios estudios científicos recientes señalan que los niños que hablan otro idioma son más inteligentes y que incluso los adultos bilingües tienen más posibilidades de no sufrir en la vejez síntomas de Alzheimer.

Por María Eugenia Fanti

Durante el siglo XX educadores y psicólogos afirmaban que hablar un segundo idioma podía demorar y hasta obstaculizar el desarrollo intelectual y académico de los niños. Hoy en día las  investigaciones de las psicólogas Ellen Bialystok y Michelle Martin-Rhee sobre el “Desarrollo de dos tipos de control inhibitorio en niños bilingües y su comparación con niños monoparlantes (2004)” (1) así como el estudio de Agnes Kovacs de la Universidad de Estudios Avanzados de Trento, Italia sobre el “Aumento cognitivo de niños bilingües con 7 meses de edad (2009)” (2) confirman que las ideas del pasado siglo son ahora un viejo mito.

Ambos estudios demuestran que los niños bilingües tienen mayores destrezas mentales que aquellos que hablan un solo idioma, porque su mente es más eficiente y rápida a la hora de resolver problemas, planear y ejecutar procesos, en conclusión hablar otro idioma favorece el desarrollo del cerebro y los hace más inteligentes.

La Dra. Bárbara Zurer Pearson en su libro “Educando niños bilingües” afirma que con sólo dos días de nacido un bebé puede diferenciar dos idiomas. Así mientras más pronto se empieza a hablar con el niño el segundo idioma más favorable es el aprendizaje.

Zurer Pearson afirma en su libro que “Aprender un segundo idioma es más fácil para los niños menores de 10 años, y aún más fácil para los menores de 5, comparado con el esfuerzo que requiere para un adulto”.

La mayoría de los expertos concuerdan con Zurer Pearson en que las mejores edades para aprender otro idioma son:

1) Desde el nacimiento hasta los tres años: este es el mejor período para aprender un idioma.

2) De 2 hasta 7 años: los niños aprenden el segundo idioma como si fuera su lengua materna y

3) De 10 a 13 años de edad: los niños aprenden el segundo idioma bien, pero lo hacen traduciéndolo y utilizan su lengua materna como referencia para poder memorizar el nuevo idioma.

Estrategias para educar niños bilingües

Como padres tenemos la misión de estimular en nuestros hijos el deseo de aprender un segundo y tercer idioma. No es una tarea sencilla, pero hay que hacer un esfuerzo, el cual no se debe dejar solo en manos de la escuela y de los profesores. Por lo tanto, algunos consejos que los especialistas recomiendan para educar a nuestros hijos como bilingües son:

1)   Decisión: discute con tu pareja quién va a hablar con el niño en español o en la lengua materna de preferencia. Mantente firme con el plan. El éxito de esta tarea depende de la constancia.

2)   Leer: léele todos los días a tus hijos libros en español o bilingües. Búscalos en la biblioteca de tu ciudad, pídele a tu familia que traiga libros de tu país de origen cuando venga a visitarte.

3)   Películas: ve películas en español con tus hijos o en el idioma que deseas que aprendan. Es muy importante que el niño asocie el nuevo idioma no sólo con actividades familiares, sino con eventos que disfruta.

4)   Jugar: los niños aprenden jugando. Juega con tus hijos en tu lengua materna. También programa grupos de juegos entre tus hijos y otros niños, cuyas familias también los están educando como bilingües.

5)   Canta: los niños aman la música y escuchan las canciones una y otra vez, así que esta es una excelente manera de que escuchen el nuevo idioma y lo repitan, además se van a divertir.

6)   Eventos culturales: trata de asistir con tus hijos a eventos y celebraciones de tu país de origen. Mantén tus tradiciones latinas vivas, ya que esto es una buena oportunidad para que tu hijo practique el idioma y conozca más la cultura de tu país.

7)   Viajes: viaja a tu país de origen con frecuencia. Así tu hijo puede practicar el idioma. Sino puedes hacerlo, invita a familiares que sólo hablen tu lengua materna, a quedarse en tu casa por una temporada. Tu hijo estará obligado a hablar con ellos sólo en ese idioma.

8)   Cursos: en la ciudad de Miami hay muchas escuelas especializadas en la enseñanza de idiomas. Sólo en Doral se encuentran: Inlingua, English Spot, Shelton Academy. Otras escuelas reconocidas son: Berlitz, Education Francaise Florida, Isabella & Ferdinand Spanish Academy y Talk Kids International que ofrece clases de mandarín.

9)   Intercambio estudiantil: esta alternativa está enfocada en adolescentes. Alrededor del mundo muchas organizaciones ofrecen programas de intercambio estudiantil, en los cuales el joven se va a vivir por un año a otro país en casa de una familia anfitriona. Algunas de estas organizaciones son: AFS Programas Interculturales (www.afsusa.org) ISEP Programa Internacional de Intercambio Estudiantil (www.isep.org)

Un futuro brillante

Para nadie es un secreto que la crisis económica que enfrenta Estados Unidos aumentó la tasa de desempleo. Ahora el mundo laboral es cada vez más competitivo y las empresas prefieren a aquellas personas que saben más de un idioma.

Cabe destacar además y esto es para aquellas personas ya no tan jóvenes que estudian otro idioma, los resultados de otro reciente estudio realizado en la Universidad de California por la neurolinguista Tamar Golla (3). En la investigación Golla utilizó una muestra de 44 personas de tercera edad y bilingües (español-inglés) y obtuvo como resultado que aquellas con un alto nivel de conocimiento en más de un idioma, tienen menos posibilidades de sufrir durante la vejez de demencia y otros síntomas asociados con la enfermedad de Alzheimer.

Ante estos hallazgos ¿qué espera para comenzar a hablar con sus hijos en otros idiomas? Las palabras son conocimiento, ser bilingüe es una puerta para que sus hijos alcancen un futuro brillante. No pierda tiempo y comience a practicar desde ya: goodbye, salut, adiós, Ciao.

(1)Bilingualism: Language and Cognition 11 (1), 2008, 81–93 ⃝C 2008 Cambridge University Press.

(2)http://www.pnas.org/content/106/16/6556

(3)http://journals.cambridge.org/action/displayAbstract?fromPage=online&aid=8598390

Copyright © 2013 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Este artículo fue publicado en Doral Kids Ideas en mayo de 2013.

Maru Fanti
0

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: