Estimular la cultura en el aprendizaje de nuestros hijos


Siguenos en FacebookSíguenos en TwitterSiguenos en BloggerSiguenos en YouTubeSiguenos en Google+Siguenos en PinterestSiguenos en BloggerSiguenos en LinkedinSiguenos por RSS

Niños artistas

Educa con Amor

Por Maria Eugenia Fanti
@marufanti

Los niños tienen la capacidad de aprender e internalizar el conocimiento de su entorno muy rápidamente, en este proceso los padres juegan un rol primordial. Según el Congreso de Mentes Brillantes de Madrid el 80% de lo que aprenden los niños sucede en la casa y no en la escuela.

El ejemplo de los padres, en especial de la madre es insustituible en el desarrollo del niño. Ayudar al infante con las tareas, las lecturas y estimular su formación cultural determinará el éxito de su vida académica. Por ello, es necesario que los padres en la medida de lo posible tengan estudios superiores y traten de mantener un alto nivel cultural que incentivará el amor del niño por el aprendizaje.

A continuación algunos consejos para transmitirle a los niños amor por la cultura y la buena educación:

1) Tener muchos libros en casa y dar ejemplo leyendo.
2) Visitar museos como el de ciencia, el museo de los niños, entre otros.
3) Ir a exposiciones de arte
4) Asistir a obras de teatro para niños.
5) Llevar a los niños a ver Ballet y otras danzas como Flamenco o espectáculos artísticos de otros países para que puedan ampliar su conocimiento sobre otras culturas.
6) Ver documentales con los pequeños sobre la naturaleza, temas científicos, los planetas, entre otros.
7) Enseñarle un segundo idioma y estimular el bilingüismo en el niño.
8) Estimular actividades creativas en el niño como: clases de arte, juegos, actividades manuales.
9) Enseñarles música de otros países, enseñarlos a escuchar y apreciar música clásica.

Copyright © 2015 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Entrevista sobre la importancia de la lectura para los niños


Siguenos en FacebookSíguenos en TwitterSiguenos en BloggerSiguenos en YouTubeSiguenos en PinterestSiguenos en BloggerSiguenos en LinkedinSiguenos por RSS

La bella tarea de Inspirar a nuestros hijos


Siguenos en FacebookSíguenos en TwitterSiguenos en BloggerSiguenos en YouTubeSiguenos en Google+Siguenos en PinterestSiguenos en BloggerSiguenos en LinkedinSiguenos por RSS

Educa con Amor

Comunicarnos con nuestros hijos de la manera adecuada es una meta que no escapa de nuestra lista de cómo ser mejores padres. Pero no solo las palabras bastan, el buen ejemplo que le damos a ellos con nuestras acciones puede definir el rumbo de su conducta para el resto de sus vidas.

Por Maria Eugenia Fanti @marufanti 

Parenting by photostockA veces como padres perdemos la fuerza, la esperanza de que estamos haciendo lo correcto. Pero, si nos desalentamos ¿Cómo vamos a ser capaces de inspirar a nuestros hijos? Porque realmente de eso se trata, de transmitirles amor por lo que hacen, por la vida que llevan, enseñarlos a ser felices con lo que tienen, con su día a día. Pero, no sólo la felicidad es la meta. Debemos enseñarles a caer y a cómo levantarse, explicarles que la vida tiene momentos duros, situaciones difíciles, pero no por ello podemos dejarnos llevar por la desesperación. Bien me decía un amigo: “a los hijos no se les puede hacer el camino, hay es que enseñarlos a caminar”. Palabras muy sabias, nadie puede vivir por el otro eso es un hecho, cada ser humano vive sus experiencias y las internaliza de manera distinta, pero si podemos inspirar a otros, en especial a nuestros hijos.

Sé para ellos un buen ejemplo, no digas una cosa y hagas otra, se honesto, sincero, busca siempre espacios para comunicarte con tus hijos, comparte tiempo con ellos, jueguen juntos, vean un atardecer, practiquen deportes, abrázalo, dile que lo amas, que siempre estarás allí para escucharlo, que puede confiar en ti.

Copyright © 2015 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Foto cortesía de Free Digital Photos

 

“El Elefantico Perdido”: un cuento para los pequeñines de la casa


Siguenos en FacebookSíguenos en TwitterSiguenos en BloggerSiguenos en YouTubeSiguenos en Google+Siguenos en PinterestSiguenos en BloggerSiguenos en LinkedinSiguenos por RSS

Foto Elefante tomando sol

Educa con Amor

Si buscas un cuento en español para leerle a tus hijos, te invito a conocer el cuento de “El Elefantico Perdido“, una historia que enseña el valor de la obediencia.

El Elefantico Perdido es un cuento infantil que busca transmitir la virtud de la obediencia, entendida como un principio de buena conducta y un hábito moral. La obediencia es un elemento fundamental en el desarrollo psicosocial del niño que necesita integrarse en una sociedad que posee normas y para vivir en ella debe cumplirlas.

La obediencia es una virtud que no está de moda hoy en día. Equivocadamente se presume que ser obediente supone una falta de libertad y la realidad es que ambos valores se interrelacionan. Por ende, la premisa del cuento se resume en la frase del filósofo Jean Paul Sartre: “Mi libertad se termina donde empieza la de los demás”. Con este cuento se le transmite al niño la importancia de estos dos conceptos: “obediencia y libertad”.

Foto Elefante en PalmeraLa autora del cuento es la periodista venezolana-americana María Eugenia Fanti. Este es su primer libro de cuentos para niños. Su inspiración principal para escribir este relato fueron sus hijos y también dos autores que desde su niñez le generaron un profundo amor por la Literatura, ellos son: el nicaragüense Rubén Darío y el venezolano Aquiles Nazoa. “Como escritora y madre deseo con este cuento ofrecer a los padres una herramienta para la noble tarea de educar a nuestros hijos en valores humanos”, comenta la autora.

El ilustrador del cuento es Hermann Medina. Nació en Caracas, Venezuela, cursó estudios de Ingeniería Electrónica en Francia. Trabajó en la Compañía Metro de Caracas. Hoy vive en Houston, Texas y se dedica a una de sus  pasiones: el arte. El Elefantico Perdido es su primer trabajo como ilustrador de cuentos infantiles. Se unió a este proyecto porque cree fielmente en la importancia de enseñar valores humanos a los ninõs, para construir un mundo mejor.

 Para comprarlo online o impreso puedes acceder a este enlace: El Elefantico Perdido  

El Elefantico Perdido
El Elefantico …
By Maria Eugenia Fanti
Photo book

Copyright © 2015 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Generación Z: niños y jóvenes en un mundo virtual


Para nuestros hijos es muy extraño oír historias sobre la televisión en blanco y negro; para ellos es muy difícil entender que antes, si te perdías tu programa favorito no lo podías volver a ver. Ellos pertenecen a lo que hoy se conoce como la “Generación Z” que comprende al grupo de niños que nacieron desde 1995 hasta la actualidad. Se caracterizan por depender de la tecnología y vivir en un mundo virtual.

Free Digital Photos
Free Digital Photos

Por María Eugenia Fanti 

Las nuevas tecnologías cambiaron la forma en que nuestros hijos, “la llamada generación Z”, se comunica y la forma en que entienden al mundo. Uno de estos cambios es lo que Fernando Núñez Noda, especialista en Periodismo Digital y Nuevas tecnologías,  llama “el efecto Google” que consiste en olvidar la información e incluso dejar de aprender, porque esos conocimientos se pueden encontrar en Internet. “Nos enfrentamos con un problema educativo. Nuestros hijos no fijan los conocimientos, se produce un desentrenamiento de la memoria y el conocimiento se vuelve trivial”, comenta el experto venezolano.

Para que nuestros hijos puedan desarrollar un juicio crítico, capacidad analítica y criterio propio es necesario que pasen por un proceso de formación de conocimiento que Internet muchas veces banaliza: “Internet genera una atomización de los contenidos, todo debe ser corto y puntual. Por eso nuestros hijos se aburren si tienen que leer algo muy largo, ellos sólo quieren el resumen, no se pueden concentrar en adquirir un conocimiento denso. Podemos afirmar que nos enfrentamos a un problema social de déficit de atención”, comenta el catedrático de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, Venezuela.

Con respecto a los efectos de las nuevas tecnologías en el desarrollo de los niños, Laura Tobi, especialista en Educación de la Universidad de Belgrado, en Buenos Aires, Argentina, también afirma: “Hay una tecnología útil y una tecnología intrusiva. La manera en que aprovechemos la tecnología es lo que va a definir si es útil o no. El exceso de tecnología va acabando con el espacio para la creatividad. Hay chicos obsesionados por los video juegos y de esto es de lo único que hablan, entonces todas las otras áreas de expresión se ven invadidas por los juegos de video. Este es un ejemplo de cómo la tecnología termina siendo intrusiva, en vez de ser un apoyo para el crecimiento de la familia y el niño”.

Si bien es cierto que como padres debemos mantener un juicio crítico sobre el efecto que tienen las nuevas tecnologías sobre nuestros hijos, también es verdad que ellas ofrecen grandes beneficios. El estudio: “Toddlers and Touch Screens : Potential for Early Learning?” de la profesora Heather Kirkorian, de la Universidad de Wisconsin-Madison y de Tiffany A. Pempek, Hollins University, en Estados Unidos, demostró que los niños pequeños pueden aprender mucho con las pantallas táctiles. Según este estudio, la interacción de los bebés con tabletas y teléfonos inteligentes dejó en evidencia que gracias a ellas, los niños tenían un mayor desarrollo del habla, aprendían más rápido y cometían menos errores.

Límites tecnológicos

Ante el panorama actual, una de las preguntas que más frecuentemente la mayoría de los padres se hace es ¿cómo ponerle límites a sus hijos con las nuevas tecnologías?

Para responder a esta interrogante, el profesor Fernando Núñez Noda señala algunos aspectos que los padres deben tomar en cuenta: “Desde el punto de vista tecnológico siempre es bueno hacer uso de los controles parentales. Por ejemplo, en la televisión, se puede programar un código o clave para controlar quién ve programación de adultos en la casa. En la computadora se puede hacer uso de varios software como: Net Nanny y KidsWatch. Estos son programas que tienen una base de datos de sitios de Internet que no son aptos para niños y bloquean algunos chat y lugares donde pueden participar predadores sexuales”.

No obstante, el fundador de “3Kats”, también plantea que la respuesta a esta pregunta no es sólo de índole tecnológica, sino que tiene que ver con valores familiares: “Todo depende de la relación de confianza y comunicación que uno establece con sus hijos. Es importante explicarle a nuestros hijos que hay peligros en la Web, que hay personas que pueden disfrazar sus identidades.”

Por su parte, la profesora y gerente de “The Art Shack”, Laura Tobi señala: “Todo depende del ejemplo que nosotros como padres le damos a nuestros hijos. Si permanentemente nosotros estamos jugando con el celular, el Ipad y no les prestamos atención, por un lado estamos enseñándoles que eso es lo correcto y por otra parte, acabamos con la comunicación. Es esencial establecer un vínculo con nuestros hijos, crear un momento en el que podamos hablar, jugar, escucharlos, establecer un espacio que no esté mediado por la tecnología”.

Tendencias cibernéticas

Lo que nos depara el futuro es impredecible, pero sin duda las grandes corporaciones que manejan el mundo tecnológico tiene una premisa básica: estudiar el mercado y no cualquiera, sino el de los jóvenes. Permanentemente, se analiza qué quieren, qué hacen y cómo se comunican. Los adolescentes son quienes realmente marcan la pauta de los nuevos lanzamientos y productos en la era digital. Así lo demuestra el éxito de twitter que según la agencia Piper Jaffray se convirtió en la red social más importante para los jóvenes, arrebatándole el lugar a Facebook. No en vano, Twitter ahora se cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York.

“Hay tendencias bien marcadas. A los jóvenes les gusta es ver televisión por demanda, no les interesa un canal en particular, sino un programa específico, algo muy puntual, por eso la televisión por Internet es lo que buscan: Apple TV, You Tube, Netflix. Contenidos muy largos suelen aburrirles. Con los juegos de video no sucede esto, porque van cambiando y ellos interactúan. Les interesan las narrativas en las que ellos tienen protagonismo”, comenta Núñez Noda.

Otra tendencia de los jóvenes es usar aplicaciones que no dejen rastro de lo que ellos hacen en la red como por ejemplo Snapchat. Los adolescentes prefieren los teléfonos móviles para comunicarse a través de: mensajes de texto, envío de selfie (fotos tomadas por ellos mismos y subidas a la web) y redes sociales.

Pero, si de innovaciones se trata, hay que mencionar a Stephen Wolfram, reconocido científico por su trabajo en física de partículas, autómatas celulares y álgebra computacional, quien actualmente está trabajando en un proyecto llamado Wolfram Alpha. Se trata de un motor de búsqueda de Internet capaz de responder directamente a las preguntas que hace el usuario, en vez de remitir a enlaces. En la última publicación de su blog: http://blog.stephenwolfram.com  dice que  “algo muy grande viene (…) estamos creando  una estructura intelectual que cambiará el mundo de las computadoras, es un sistema que increíblemente va a ser la base de nuevos productos y servicios”.  Sin duda alguna, en un futuro cercano nuestros hijos vivirán la frase de Arthur Clarke “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”.

Copyright © 2013 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

 Imagen por Jannoon028, cortesía de Free Digital Photos

Este artículo fue originalmente publicado en Doral Kids Ideas

Niños creativos ¿Nacen o se hacen?


¿Qué es la creatividad y por qué es tan importante en el mundo de hoy? ¿Por qué debemos ayudar a nuestros hijos a ser más creativos? ¿Sabía usted que es bueno para los niños aburrirse porque eso estimula su creatividad? Si quiere conocer màs sobre este interesante tema, lo invito a continuar con esta lectura.

 Niños artistasPor María Eugenia Fanti

Cuando vemos obras de arte como “La noche estrellada” de Vincent van Gogh, escuchamos la Séptima Sinfonía de Ludwig van Beethoven o leemos una obra de Literatura de William Shakespeare, Antón Chejov o James Joyce nos preguntamos cómo hicieron estos hombres para crear obras de tal envergadura. Y es que todos tienen algo en común: la creatividad.

Pero ¿Qué es la creatividad y por qué es una cualidad tan demandada en el mercado laboral? El concepto de creatividad es amplio, ya que implica no sólo una asociación de pensamientos, sino de valores, así lo explica la experta en Educación y Nuevas Tecnologías, Laura Tobi “La creatividad es la forma de resolver un problema con una idea original. Se puede ser creativo en diversos ámbitos de la vida: en la Ciencia, las Artes, en la Economía. De igual modo es importante destacar que hay creatividad positiva y también negativa. Por ende como padres debemos siempre asociar valores constructivos a la creatividad de nuestros hijos.”

La creatividad hace de países como Estados Unidos una potencia mundial, así lo comenta Peter Gray, Ph.D y profesor del Boston College en su columna de “Psycholoy Today”: “No somos el país más rico del mundo (…), ni con el mejor sistema de salud (…)pero somos el país que tiene más inventores. Somos innovadores y especialistas descubriendo nuevas formas de resolver problemas y también haciendo cosas nuevas”

A este respecto, Gray también cita un estudio realizado por el profesor de Educación Kyung Hee Kim de William and Mary College según el cual se demuestra que desde el año 1984 ha habido un declive sustancial en la creatividad de los niños que viven en los Estados Unidos. Según palabras textuales de Kim: “ Los niños expresan menos sus emociones, su humor, imaginación (…), son menos aptos para conectar hechos irrelevantes, para sintetizar y ver las cosas desde un punto de vista distinto”.  El estudio de Kim destaca además que sobre todo existe un declive en lo que el llama el proceso de “elaboración creativa” del niño. Que consiste en la capacidad de desarrollar una idea y convertirla en algo interesante y novedoso.

¿Cuál puede ser la causa de este gran declive que según la proyección del estudio de Kim es de un 85% entre 1984 y 2008? Laura Tobi, especialista de la Universidad de Belgrano, Buenos Aires, Argentina hace un análisis al respecto: “Nuestra educación actual hace énfasis en el producto y lo que realmente cuenta es el proceso, especialmente cuando los niños están pequeños. Lo importante no es el dibujo que hizo, sino cómo lo hizo y si disfrutó hacerlo. Cuando ponemos el énfasis en el producto, hacemos que nuestros hijos busquen es la aprobación y muchas veces si no la reciben, se desalientan. En cambio si hacemos énfasis en el proceso y en cómo el niño desarrolla la idea, sí podemos valorar más la información respecto al producto final y estamos abriendo una ventana hacia la creatividad”.

Tobi también analiza la rigurosidad del sistema educativo de Estados Unidos, ya que el exceso de reglas para trabajar, tareas y normas impide que el niño tenga tiempo para crear, para hacer un proyecto y para equivocarse: “Aquí la evaluación se basa en el error, en cuántas veces el niño se equivocó, no se estiman sus aciertos. El error se penaliza. Y es bueno para  el desarrollo de la creatividad aprender a equivocarse, porque eso te permite buscar una solución alternativa. Eso es lo primero que te va a decir cualquier científico y es que ellos tienen muchas preguntas y cometen millones de errores antes de responderlas, eso es parte del proceso creativo”.

Si bien muchas veces la educación que reciben nuestros hijos en los colegios públicos y privados no siempre alientan su creatividad, es importante que los padres sí lo hagan en casa, porque todos tenemos la capacidad de ser creativos y realmente todo depende de si lo desarrollamos o no. Además, el psicólogo Gary Fitzgibbon afirma que la creatividad trae como resultado  un aumento significativo en los niveles de bienestar de una persona y por ende ser creativo mejora la salud mental.

Aburrirse es bueno

Isaac Newton, fue uno de los científicos más importantes del mundo. La historia cuenta, que descansaba sentado y aburrido bajo la sombra de un manzano, cuando una de las manzanas cayó sobre su cabeza y entonces tuvo la genial idea de formular la ley de la gravedad. Y es que según los expertos aburrirse es bueno para la creatividad. Así lo demuestra la investigación de Teresa Belton de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido.

Esta idea también la refuerza la profesora de Arte de Art Shack, Laura Tobi: “ Sino tengo tiempo de aburrirme, no tengo tiempo de pensar. El chico de hoy en día cuando se aburre, saca el celular y se pone a jugar un juego, se conecta al Facebook y allí cualquier iniciativa para crear muere, se termina.”

Con respecto a esto y para combatir el declive de la creatividad en los niños, Tobi, nos dio varios consejos para que los padres ayuden a sus hijos a ser más creativos:

1) Exponerlos a experiencias novedosas.  Es importante sacar al niño de la rutina. Los últimos estudios de Simone Ritter  de la Universidad de Radboud Njmegen, Holanda, demuestran que cambiar la rutina, ayuda a encontrar respuestas innovadoras para los problemas.

2) No resolverles todo. Hay que dejar hacer, no bajo las normas y reglas específicas, sino explorar cómo hacer. Si al niño se le cae la leche, déjelo que busque él la manera de solucionarlo, porque de esta manera le permite desarrollar su creatividad para resolver problemas y además estimula su iniciativa. De nada vale ser creativo, sino se tiene iniciativa.

3) Experiencias no reguladas. Es importante que los niños vivan nuevas experiencias y que no estén siempre reguladas por los adultos. Si como padres siempre establecemos e imponemos cómo se deben hacer las cosas, nuestros hijos no tienen opción de desarrollar su creatividad.

4) Explorar libremente. Los modos de creatividad son particulares de cada individuo. El niño necesita probar diferentes actividades: Arte, Deporte, Ciencia, Tecnología. Dejar por años en una misma actividad al niño, en especial cuando es pequeño, es un error de los padres, porque lo que el niño necesita es explorar, experimentar que es lo que realmente le gusta.

5) Tiempo para jugar: rutinas muy estrictas y horarios inflexibles son asesinos de la creatividad en los niños. Los padres no deben olvidar que jugar es el primer trabajo del niño.

6) Interactuar con nuestros hijos. Es esencial establecer un vínculo con nuestros hijos, un espacio donde hablemos, juguemos, los escuchemos. Necesitamos un tiempo para no hacer nada, un espacio que además no este mediado por la tecnología y donde el celular, las redes sociales o la computadora no nos roben ese tiempo.

7) Cuestionar los “no” que le damos a nuestros hijos. Muchas veces los padres le prohíben hacer cosas al niño por temor a que se equivoque. El niño necesita equivocarse y encontrar una solución alternativa a lo que le sucede. No debemos siempre darle la solución, pero si ayudarlo a encontrarla.

Laura Tobi para concluir señaló la siguiente reflexión: “somos más que una competencia, que un trofeo, que una nota, somos mucho más que eso y hay muchas cosas que como padres debemos desarrollar en nuestros hijos que no vienen validadas desde  afuera, que no son medibles por haber ganado el trofeo o sacado la buena nota, somos mucho mas que eso.”

 Copyright © 2013 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Este artículo fue publicado en Doral Kids Ideas en octubre de 2013.

¿Cómo prevenir el abuso sexual de niños?


Foto By Tea Potocnik/Getty Images
Foto By Tea Potocnik/Getty Images

Según estadísticas del Centro Nacional Católico de Servicios (NCS, por sus siglas en inglés) y del programa de la Arquidiócesis de Miami “Protegiendo a los niños de Dios” una de cada cinco mujeres en edad adulta fue abusada durante su infancia y uno de cada diez hombres también lo fue. De acuerdo con estas cifras se estima que sólo en Estados Unidos 40 millones de adultos sufrieron abuso sexual durante su niñez.

Por María Eugenia Fanti

Con estas alarmantes estadísticas, la mayoría de los padres de niños y adolescente en Estados Unidos y el mundo se sienten consternados, especialmente por los casos de pederastia ocurridos dentro de la Iglesia Católica. Ante las tristes consecuencias que estos actos originan en nuestra sociedad, la Arquidiócesis de Miami elaboró un programa con el fin de evitar que situaciones como estas continúen ocurriendo. Este programa está diseñado para los padres, es completamente gratuito y se llama Virtus (www.virtusonline.org) “Protegiendo a los niños de Dios”. El curso puede tomarse en cualquiera de las parroquias que lo dictan y que están adjuntas a la Arquidiócesis de Miami. No es obligatorio ser católico para tomarlo.

Mito vs. Realidad

La idea del programa Virtus es ayudar a los padres a identificar quiénes son los posibles abusadores y cómo actúan. Según Ivonne Magran, facilitadora del programa Virtus, alrededor del abuso sexual existen una serie de mitos que entorpecen tener un plan certero para evitarlo. Estos mitos son:

1)       Las personas que cometen el abuso sexual son desconocidas, falso, la realidad es que los abusadores son siempre personas de total confianza para el niño y sus padres.

2)       Otro mito que se cree es que la mayoría de los abusadores sexuales son homosexuales y esto es falso, son heterosexuales.

3)       Se cree que los niños mienten sobre el abuso que están sufriendo, totalmente falso, los niños con esto siempre dicen la verdad.

4)       Se dice que los sacerdotes abusan de los menores de edad debido a su voto de castidad y esto no es cierto, los sacerdotes que abusan de niños lo hacen por la misma razón que el resto de los predadores sexuales.

Plan de acción

El programa Virtus plantea un plan de acción de cinco pasos para ayudar a evitar el abuso sexual en menores de edad.

Según Magran, el primer paso consiste en observar las señales de advertencia de conducta del abusador, como por ejemplo: tocan mucho a los niños, juegan con ellos de manos, buscan quedarse solos con el niño, consiguen el control autorizado de acceso a los menores, son pacientes para ganar la confianza del niño y sus padres antes de cometer el abuso. El predador sexual además le hace creer al niño que lo ama y le permite al niño hacer cosas que sus padres le tienen prohibidas, suelen darle regalos a los niños para ganar su afecto.

El segundo paso es controlar el acceso a los menores de edad. Como padres es necesario estar alerta e investigar a las personas a quienes confiamos nuestros hijos. Los padres, así como los encargados de colegios y otros centros donde se reúnan niños y adolescentes están en todo su derecho de exigir: una investigación de antecedentes criminales de todas las personas que estarán cerca del menor, realizar entrevistas frente a frente con estas personas, verificar referencias y como padres hacerse las siguientes preguntas: ¿Son suficientes los controles de acceso a mis hijos? ¿He verificado todas las referencias de las personas que trabajan en esta guardería? ¿ Conozco bien a los amigos y padres de los amigos de mis hijos?, ¿Sé dónde y con quién está mi hijo en todo momento? ¿Qué criterios utilizo para seleccionar a las personas que cuidan de mis hijos? ¿Qué controles utilizo para el acceso a internet, el acceso a celulares por parte de mis hijos, así como a redes sociales?

El tercer paso consiste en eliminar toda oportunidad en la que un adulto se quede solo con un menor en un área aislada. Para ello, los padres deben identificar en los colegios y otros lugares que frecuenten sus hijos las áreas aisladas y establecer con el niño cómo será su uso. Por ejemplo, si usted tiene habitaciones vacías en su casa, ciérrelas con llave y guarde usted la llave. No permita que menores de edad entren a áreas restringidas o sólo para personal autorizado. Verificar también que las actividades de internet son monitoreadas y que se utiliza un programa de bloqueo.

El cuarto paso es estar alerta.  Según Ivonne Magran del Programa Virtus, los padres debemos saber qué le pasa a nuestros hijos, por eso debemos escucharlos con atención, creer en nuestros hijos, estar atentos a sus cambios de conducta, observarlos, aconsejarlos. Hablar con frecuencia sobre lo que les disgusta, buscar espacios para la comunicación con nuestros hijos.

Los abusadores sexuales suelen amenazar al niño con hacerle daño a sus seres queridos si dice algo. Así el niño tiene que escoger entre su propia seguridad y la de su familia. Por esto es muy importante decirle al niño en repetidas ocasiones que: “Si algo te hace sentir incómodo, confía y dímelo a mi primero, lo que sea, no importa lo que otros digan o lo que el abusador diga o haga”

Otro punto importante en la comunicación con nuestros hijos es explicarles la diferencia entre las caricias seguras y las que no lo son y explicarle bien cuáles son los límites. Igualmente hay que explicarles cuáles son las personas confiables y cuáles no. Es importante decirle al niño que “nadie debe tocarlo, bajo ningún concepto, eso es intolerable” y si esto ocurre debe comunicárnoslo inmediatamente.

El quinto paso es comunicar nuestras preocupaciones. Como padres debemos guiarnos por nuestros sentimientos, ese “sentí que algo no estaba bien”, no dejarlo pasar. Como adultos y padres tenemos la obligación de comunicar nuestras preocupaciones sobre aquello que pueda poner en peligro al niño ¿A quién comunicar nuestra preocupación? 1) hablar con el supervisor de la persona involucrada en el abuso  2) Llamar al Ministerio de Asistencia a la Víctima, a cualquier otro número telefónico de emergencia de abuso de menores o llame a la policía.

Otra importante recomendación de Virtus es no tener miedo de hablar. Cuando callamos un delito, nos volvemos cómplices. Las víctimas sienten vergüenza de hablar, nadie las va a juzgar, al contrario decir lo que está pasando va acabar con el delito del abuso

Adónde acudir

Si usted sospecha de algún caso de abuso en su familia, colegio, iglesia o comunidad o si alguno de sus hijos está siendo víctima de abuso sexual, puede llamar a los siguientes números: 1-800-96-abuse/ 1-800-962-2873/ 1-800-342-9152.

Otros números son: Unidad de investigaciones de seguridad nacional de la Policía de inmigración y aduanas(1-866-347-2423) o también puede llamar al Centro nacional para menores desaparecidos y explotados que tiene un número funcionando 24 horas al día:  1-800-843-5678.

En caso de ser una institución católica, llame a la  Arquidiócesis de Miami al: 305-987-1646/305-762-1262 o también al Victim Assitance Cooordinator: 1-866-80-abuse/ 1-866-802-2873.

Para tener información sobre cómo evitar abusos    sexuales que se cometen a través de internet o por medio de redes sociales puede hacerlo visitando:

http://www.microsoft.com/es-es/security/family-safety/predators.aspx

Por otra parte, la Unidad de investigaciones de seguridad nacional de la Policía de inmigración y aduanas junto al FBI creó una nueva aplicación para teléfono inteligentes que además de alertar sobre los abusadores sexuales también permite hacer denuncias. Esta aplicación se llama operación predadores (Operation predator) y se puede descargar de forma gratuita en la tienda virtual de ITunes.

Si desea obtener más información sobre Virtus y los cursos de este programa, puede visitar: www.virtusonline.org

Copyright © 2013 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Este artículo fue publicado en Doral Kids Ideas en Septiembre 2013.