Entrevista sobre la importancia de la lectura para los niños


Siguenos en FacebookSíguenos en TwitterSiguenos en BloggerSiguenos en YouTubeSiguenos en PinterestSiguenos en BloggerSiguenos en LinkedinSiguenos por RSS

El Futuro del Community Manager y las Redes Sociales


Por Maria Eugenia Fanti Reglas-SEO-2015
@marufanti

El comercio electrónico y la economía digital son hoy en día una base para el desarrollo económico y mercantil del mundo. En la economía capitalista predominante todo aquello que genere dinero y consumo perdurará, sin lugar a dudas las redes sociales aportan ganancias siginificativas, aquí comparto por ejemplo un enlace sobre cuánto dinero genera Facebook: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/03/110329_facebook_dinero_como_gana_fp.shtml

Tomando en cuenta este enfoque económico podríamos afirmar que a las redes sociales les queda mucha vida por delante, pero no me atrevería a admitir que van a ser eternas y que no pueden desaparecer. Si algo nos ha demostrado la tecnología es que cambia vertiginosamente, con respecto a esto quiero citar las palabras de Paul Papadimitriou, de la empresa de análisis Constellation Research: “La tecnología va a cambiar. Nadie sabe si Facebook estará aquí en 20 años. Lo que sí sabemos es que las personas continuarán aquí”.

Desde que se creó internet vivimos en una red de comunicación que ya no tiene marcha atrás, estamos interconectados por la tecnología, hoy son las redes sociales las que están de moda, son las aplicaciones más especializadas para lograr esa conexión; pero si pienso que esas plataformas pueden evolucionar hacia una tecnología inimaginable, sólo pensemos en el desarrollo de la wearable Technology, los cyborg, aquí deseo citar también los estudios de Stephen Wolfram, reconocido científico por su trabajo en física de partículas, autómatas celulares y álgebra computacional, quien actualmente está trabajando en un proyecto llamado Wolfram Alpha. Se trata de un motor de búsqueda de Internet capaz de responder directamente a las preguntas que hace el usuario, en vez de remitir a enlaces. En una publicación de su blog: http://blog.stephenwolfram.com dice que “algo muy grande viene (…) estamos creando una estructura intelectual que cambiará el mundo de las computadoras, es un sistema que increíblemente va a ser la base de nuevos productos y servicios”.

Sobre la base de estos estudios ya muchos expertos están hablando de la web 4.0 http://www.paradigmatecnologico.com/portfolio/web-4-0/ Tomando en cuenta esto, la pregunta que me formulo es ¿Estará el Community Manager que hoy conocemos dispuesto a evolucionar para adaptarse a las nuevas tecnologías que nos depara el futuro? Pienso que sí, seguirán existiendo Community Managers, probablemente especialista para ese entonces en la web 4.0. o quizás se llamarán “Robotic Community Manager”, porque tendremos que programar los llamados “Bot” en las redes. Las nuevas tecnologías continuarán estimulando el sistema económico como hasta ahora lo han hecho y nuestra profesión gracias a ello seguirá teniendo una razón de ser.

Pienso que no estamos viendo una burbuja de social media que va a explotar, para mi es una “ola” de social media y estamos en este momento surfeándola, lo veo como una ola, porque está en constante evolución, porque como dije anteriormente la tecnología y la economía así lo condicionan.

No malinterpreten mi análisis, soy totalmente optimista con respecto al futuro de la carrera y de las redes sociales, vislumbro una gran evolución tecnológica y por lo tanto una gran modificación de todo lo que conocemos y estudiamos ahora, pienso que en un futuro cercano nuestros hijos vivirán la frase de Arthur Clarke: “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”.

Copyright © 2015 Marìa Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Photo by KROMKRATHOG.Free Digital Photos

Gobierno Abierto ¿Fantasía o Realidad?


Prensa Calla copia

Por María Eugenia Fanti 

En 1962, Marshall McLuhan, con su determinismo tecnológico desarrolló el concepto de “Aldea Global” y acuñó la frase: “El medio es el mensaje”, dejando claro el rumbo de la comunicación moderna. Hoy en día, con el desarrollo de Internet y las Redes Sociales podemos afirmar que somos una “Aldea Global 2.0” que tiene como característica distintiva al fenómeno Open, un movimiento que se sustenta en la transparencia, la apertura y la colaboración entre empresas, gobiernos y ciudadanos, teniendo como puente a las nuevas tecnologías.

La rapidez con la que surgen las nuevas tecnologías causa que seamos una sociedad en “período de transición”, evolucionamos constantemente hacia un status quo donde predomina el cambio de paradigmas. Por ende, el Open Government o gobierno abierto hay que analizarlo como un proceso, una evolución de la democracia representativa a lo que el experto en Comunicación Política, César Calderón Avellaneda, llama democracia conversacional y abierta. Este cambio de paradigma genera transformaciones sociopolíticas en conceptos como “sociedad civil”, ya que ahora, el ciudadano tiene poder para organizarse de forma inmediata a través de las redes sociales, para exigir sus derechos y tomar partido en las decisiones que le conciernen. En esta dinámica, el gobierno asume la obligación de establecer canales de participación, dar información transparente e interactuar directamente con la comunidad que así se lo exige. Pero, todo cambio genera resistencia. Aún en España y en el mundo muchos gobiernos se niegan a la tarea de repensar sus administraciones y procedimientos para que el centro de su gestión sea el ciudadano. Es por esto que surge “Civio”, una organización española sin fines de lucro que lucha porque exista transparencia y libre acceso a los datos públicos por parte de cualquier ciudadano y empresa, con el fin de mejorar la democracia. Esto es un buen ejemplo de la nueva sociedad civil organizada que exige a sus gobiernos “rendir cuentas”. Civio ofrece una plataforma tecnológica y cultural que le da poder e inteligencia a las masas (Smart Mob). Además, Civio es un ejemplo del Periodismo 2.0, proyectos como “Tu Derecho a Saber” o “Escuela Civio” son prueba evidente de que ya no estamos ante una audiencia cautiva sino participativa.

El cambio de paradigma que se plantea obliga al gobierno a sumarse a iniciativas como la de Civio. Bien, lo plantea Tim O’Reilly, impulsor del concepto Web 2.0: “El verdadero secreto del éxito en el Gobierno 2.0 es pensar en el gobierno como una plataforma”. El Gobierno abierto será una realidad más tangible en la media que los ciudadanos participen más en organizaciones como Civio que le dan poder a la sociedad civil y una voz independiente a los periodistas. A la par, los gobiernos deben ser capaces de recibir el aporte de los ciudadanos (crowdsourcing), trabajar en equipo, ya que sin un flujo de información transparente entre ambos, la democracia no puede existir.

 

Copyright © 2014  María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Generación Z: niños y jóvenes en un mundo virtual


Para nuestros hijos es muy extraño oír historias sobre la televisión en blanco y negro; para ellos es muy difícil entender que antes, si te perdías tu programa favorito no lo podías volver a ver. Ellos pertenecen a lo que hoy se conoce como la “Generación Z” que comprende al grupo de niños que nacieron desde 1995 hasta la actualidad. Se caracterizan por depender de la tecnología y vivir en un mundo virtual.

Free Digital Photos
Free Digital Photos

Por María Eugenia Fanti 

Las nuevas tecnologías cambiaron la forma en que nuestros hijos, “la llamada generación Z”, se comunica y la forma en que entienden al mundo. Uno de estos cambios es lo que Fernando Núñez Noda, especialista en Periodismo Digital y Nuevas tecnologías,  llama “el efecto Google” que consiste en olvidar la información e incluso dejar de aprender, porque esos conocimientos se pueden encontrar en Internet. “Nos enfrentamos con un problema educativo. Nuestros hijos no fijan los conocimientos, se produce un desentrenamiento de la memoria y el conocimiento se vuelve trivial”, comenta el experto venezolano.

Para que nuestros hijos puedan desarrollar un juicio crítico, capacidad analítica y criterio propio es necesario que pasen por un proceso de formación de conocimiento que Internet muchas veces banaliza: “Internet genera una atomización de los contenidos, todo debe ser corto y puntual. Por eso nuestros hijos se aburren si tienen que leer algo muy largo, ellos sólo quieren el resumen, no se pueden concentrar en adquirir un conocimiento denso. Podemos afirmar que nos enfrentamos a un problema social de déficit de atención”, comenta el catedrático de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, Venezuela.

Con respecto a los efectos de las nuevas tecnologías en el desarrollo de los niños, Laura Tobi, especialista en Educación de la Universidad de Belgrado, en Buenos Aires, Argentina, también afirma: “Hay una tecnología útil y una tecnología intrusiva. La manera en que aprovechemos la tecnología es lo que va a definir si es útil o no. El exceso de tecnología va acabando con el espacio para la creatividad. Hay chicos obsesionados por los video juegos y de esto es de lo único que hablan, entonces todas las otras áreas de expresión se ven invadidas por los juegos de video. Este es un ejemplo de cómo la tecnología termina siendo intrusiva, en vez de ser un apoyo para el crecimiento de la familia y el niño”.

Si bien es cierto que como padres debemos mantener un juicio crítico sobre el efecto que tienen las nuevas tecnologías sobre nuestros hijos, también es verdad que ellas ofrecen grandes beneficios. El estudio: “Toddlers and Touch Screens : Potential for Early Learning?” de la profesora Heather Kirkorian, de la Universidad de Wisconsin-Madison y de Tiffany A. Pempek, Hollins University, en Estados Unidos, demostró que los niños pequeños pueden aprender mucho con las pantallas táctiles. Según este estudio, la interacción de los bebés con tabletas y teléfonos inteligentes dejó en evidencia que gracias a ellas, los niños tenían un mayor desarrollo del habla, aprendían más rápido y cometían menos errores.

Límites tecnológicos

Ante el panorama actual, una de las preguntas que más frecuentemente la mayoría de los padres se hace es ¿cómo ponerle límites a sus hijos con las nuevas tecnologías?

Para responder a esta interrogante, el profesor Fernando Núñez Noda señala algunos aspectos que los padres deben tomar en cuenta: “Desde el punto de vista tecnológico siempre es bueno hacer uso de los controles parentales. Por ejemplo, en la televisión, se puede programar un código o clave para controlar quién ve programación de adultos en la casa. En la computadora se puede hacer uso de varios software como: Net Nanny y KidsWatch. Estos son programas que tienen una base de datos de sitios de Internet que no son aptos para niños y bloquean algunos chat y lugares donde pueden participar predadores sexuales”.

No obstante, el fundador de “3Kats”, también plantea que la respuesta a esta pregunta no es sólo de índole tecnológica, sino que tiene que ver con valores familiares: “Todo depende de la relación de confianza y comunicación que uno establece con sus hijos. Es importante explicarle a nuestros hijos que hay peligros en la Web, que hay personas que pueden disfrazar sus identidades.”

Por su parte, la profesora y gerente de “The Art Shack”, Laura Tobi señala: “Todo depende del ejemplo que nosotros como padres le damos a nuestros hijos. Si permanentemente nosotros estamos jugando con el celular, el Ipad y no les prestamos atención, por un lado estamos enseñándoles que eso es lo correcto y por otra parte, acabamos con la comunicación. Es esencial establecer un vínculo con nuestros hijos, crear un momento en el que podamos hablar, jugar, escucharlos, establecer un espacio que no esté mediado por la tecnología”.

Tendencias cibernéticas

Lo que nos depara el futuro es impredecible, pero sin duda las grandes corporaciones que manejan el mundo tecnológico tiene una premisa básica: estudiar el mercado y no cualquiera, sino el de los jóvenes. Permanentemente, se analiza qué quieren, qué hacen y cómo se comunican. Los adolescentes son quienes realmente marcan la pauta de los nuevos lanzamientos y productos en la era digital. Así lo demuestra el éxito de twitter que según la agencia Piper Jaffray se convirtió en la red social más importante para los jóvenes, arrebatándole el lugar a Facebook. No en vano, Twitter ahora se cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York.

“Hay tendencias bien marcadas. A los jóvenes les gusta es ver televisión por demanda, no les interesa un canal en particular, sino un programa específico, algo muy puntual, por eso la televisión por Internet es lo que buscan: Apple TV, You Tube, Netflix. Contenidos muy largos suelen aburrirles. Con los juegos de video no sucede esto, porque van cambiando y ellos interactúan. Les interesan las narrativas en las que ellos tienen protagonismo”, comenta Núñez Noda.

Otra tendencia de los jóvenes es usar aplicaciones que no dejen rastro de lo que ellos hacen en la red como por ejemplo Snapchat. Los adolescentes prefieren los teléfonos móviles para comunicarse a través de: mensajes de texto, envío de selfie (fotos tomadas por ellos mismos y subidas a la web) y redes sociales.

Pero, si de innovaciones se trata, hay que mencionar a Stephen Wolfram, reconocido científico por su trabajo en física de partículas, autómatas celulares y álgebra computacional, quien actualmente está trabajando en un proyecto llamado Wolfram Alpha. Se trata de un motor de búsqueda de Internet capaz de responder directamente a las preguntas que hace el usuario, en vez de remitir a enlaces. En la última publicación de su blog: http://blog.stephenwolfram.com  dice que  “algo muy grande viene (…) estamos creando  una estructura intelectual que cambiará el mundo de las computadoras, es un sistema que increíblemente va a ser la base de nuevos productos y servicios”.  Sin duda alguna, en un futuro cercano nuestros hijos vivirán la frase de Arthur Clarke “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”.

Copyright © 2013 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

 Imagen por Jannoon028, cortesía de Free Digital Photos

Este artículo fue originalmente publicado en Doral Kids Ideas