Estimular la cultura en el aprendizaje de nuestros hijos


Siguenos en FacebookSíguenos en TwitterSiguenos en BloggerSiguenos en YouTubeSiguenos en Google+Siguenos en PinterestSiguenos en BloggerSiguenos en LinkedinSiguenos por RSS

Niños artistas

Educa con Amor

Por Maria Eugenia Fanti
@marufanti

Los niños tienen la capacidad de aprender e internalizar el conocimiento de su entorno muy rápidamente, en este proceso los padres juegan un rol primordial. Según el Congreso de Mentes Brillantes de Madrid el 80% de lo que aprenden los niños sucede en la casa y no en la escuela.

El ejemplo de los padres, en especial de la madre es insustituible en el desarrollo del niño. Ayudar al infante con las tareas, las lecturas y estimular su formación cultural determinará el éxito de su vida académica. Por ello, es necesario que los padres en la medida de lo posible tengan estudios superiores y traten de mantener un alto nivel cultural que incentivará el amor del niño por el aprendizaje.

A continuación algunos consejos para transmitirle a los niños amor por la cultura y la buena educación:

1) Tener muchos libros en casa y dar ejemplo leyendo.
2) Visitar museos como el de ciencia, el museo de los niños, entre otros.
3) Ir a exposiciones de arte
4) Asistir a obras de teatro para niños.
5) Llevar a los niños a ver Ballet y otras danzas como Flamenco o espectáculos artísticos de otros países para que puedan ampliar su conocimiento sobre otras culturas.
6) Ver documentales con los pequeños sobre la naturaleza, temas científicos, los planetas, entre otros.
7) Enseñarle un segundo idioma y estimular el bilingüismo en el niño.
8) Estimular actividades creativas en el niño como: clases de arte, juegos, actividades manuales.
9) Enseñarles música de otros países, enseñarlos a escuchar y apreciar música clásica.

Copyright © 2015 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Día Mundial de la Tierra: ¿Qué le estamos dejando a los niños?


Siguenos en FacebookSíguenos en TwitterSiguenos en BloggerSiguenos en YouTubeSiguenos en Google+Siguenos en PinterestSiguenos en BloggerSiguenos en LinkedinSiguenos por RSS

change earth by Idea go

Educa con Amor

Por Maria Eugenia Fanti

@marufanti

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y su quinto informe de evaluación realizado en 2014 hace énfasis en los aspectos socioeconómicos y consecuencias que tiene el cambio climático en el desarrollo sostenible. Según este informe la influencia del hombre sobre el medio ambiente es obvia, el aumento de emisiones (CO2) que producen el efecto invernadero es el más alto de nuestra historia y esto conlleva a los cambios climáticos que han impactado al hombre y la naturaleza. En los últimos 10 años 1.8 billones de personas se han visto afectados por desastres naturales, al menos la mitad de esa cifra fueron niños, esto según la conferencia mundial para reducir desastres naturales que se celebró en la ciudad de Sendai, Japón en marzo de 2015.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) los niños son los más vulnerables y los que más sufren los efectos del cambio climático, ya que factores como: la radiación ultravioleta intensa, viviendas inadecuadas, la contaminación del aire y los mares tienen efectos mucho más graves sobre ellos que sobre los adultos. Por ejemplo, estos factores pueden generan en los niños infecciones respiratoria agudas, desnutrición por contaminación de los alimentos y hasta la muerte.

Otro aspecto que señala la Unicef es que los niños más afectados son aquellos que viven en países subdesarrollados, ya que no tienen la infraestructura para hacerle frente a cambios climáticos como las inundaciones o las sequías. Asimismo, los niños de estos países están expuestos a mayores riesgos debido a los conflictos que se derivan del cambio climático y las tensiones sociales, aquí entra una amplia gama de peligros como: grupos armados, desplazamientos forzados, separación de familias, disturbios civiles, entre otros factores.

Según la organización humanitaria internacional “Acción contra el Hambre” el cambio climático aumentará la desnutrición infantil en un 20% de aquí al 2020. Sólo una buena educación puede revertir estas nefastas estadísticas, tal y como plantea la Unicef: “la adaptación al cambio climático puede representar una oportunidad para que los países y las comunidades refuercen sus compromisos hacia los niños.”

Como padres, educadores debemos empezar por concienciar a nuestros hijos, alumnos, en la importancia que tiene cuidar el ambiente, no contaminar y además ayudar a aquellos niños más desfavorecidos, porque si todos los días nos proponemos a poner un ladrillo, podemos construir un muro, podemos generar un cambio que implicaría salvar incluso muchas vidas.

Copyright © 2015 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Foto cortesía de Free Digital Photos

La bella tarea de Inspirar a nuestros hijos


Siguenos en FacebookSíguenos en TwitterSiguenos en BloggerSiguenos en YouTubeSiguenos en Google+Siguenos en PinterestSiguenos en BloggerSiguenos en LinkedinSiguenos por RSS

Educa con Amor

Comunicarnos con nuestros hijos de la manera adecuada es una meta que no escapa de nuestra lista de cómo ser mejores padres. Pero no solo las palabras bastan, el buen ejemplo que le damos a ellos con nuestras acciones puede definir el rumbo de su conducta para el resto de sus vidas.

Por Maria Eugenia Fanti @marufanti 

Parenting by photostockA veces como padres perdemos la fuerza, la esperanza de que estamos haciendo lo correcto. Pero, si nos desalentamos ¿Cómo vamos a ser capaces de inspirar a nuestros hijos? Porque realmente de eso se trata, de transmitirles amor por lo que hacen, por la vida que llevan, enseñarlos a ser felices con lo que tienen, con su día a día. Pero, no sólo la felicidad es la meta. Debemos enseñarles a caer y a cómo levantarse, explicarles que la vida tiene momentos duros, situaciones difíciles, pero no por ello podemos dejarnos llevar por la desesperación. Bien me decía un amigo: “a los hijos no se les puede hacer el camino, hay es que enseñarlos a caminar”. Palabras muy sabias, nadie puede vivir por el otro eso es un hecho, cada ser humano vive sus experiencias y las internaliza de manera distinta, pero si podemos inspirar a otros, en especial a nuestros hijos.

Sé para ellos un buen ejemplo, no digas una cosa y hagas otra, se honesto, sincero, busca siempre espacios para comunicarte con tus hijos, comparte tiempo con ellos, jueguen juntos, vean un atardecer, practiquen deportes, abrázalo, dile que lo amas, que siempre estarás allí para escucharlo, que puede confiar en ti.

Copyright © 2015 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Foto cortesía de Free Digital Photos

 

Regalos de Navidad para la Tercera Edad


Llegó el mes de diciembre y con él, la Navidad, una fecha de alegría, de compartir en familia,de intercambio de regalos, pero ¿cuáles son los mejores obsequios para las personas de la tercera edad?

Cortesìa Free Digital Photos
Cortesìa Free Digital Photos

Por María Eugenia Fanti  

El ingrediente principal que debe tener cualquier regalo debe ser el amor. La persona de la tercera edad necesita más que nunca sentirse querida y apreciada. Ofrézcale un regalo hecho por usted mismo, por los nietos, un objeto que sea significativo y le recuerde lo mucho que lo ama. Por ejemplo:

1) Regálele un álbum de fotos hecho por usted donde se narren momentos juntos, travesuras de los nietos y viajes que hayan realizado.

2)   Dele una foto de toda la familia y amplíela.  Es algo que podrá colocar en su habitación y recordar siempre que su familia está con él.

3)   Hágale una taza o vaso con la foto de sus nietos impresa. Así todos los días al tomar su café matutino tendrá un hermoso recuerdo.

4)   Ofrezca una fiesta con toda la familia en su honor esta Navidad y que el motivo sea sólo compartir con esa persona de la tercera edad.

5)   Regálele un buen libro, especialmente uno de sus autores favoritos.

6)   La música es también un bello regalo. Puede darle un disco o también llevarlo a una obra de teatro, a un musical y aprovechar de decirle cuanto lo quiere, esto es lo más importante.

Copyright © 2013 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados
Esta nota fue publicada originalmente en el blog de Leon Medical Center el 3 de diciembre de 2013.

Niños creativos ¿Nacen o se hacen?


¿Qué es la creatividad y por qué es tan importante en el mundo de hoy? ¿Por qué debemos ayudar a nuestros hijos a ser más creativos? ¿Sabía usted que es bueno para los niños aburrirse porque eso estimula su creatividad? Si quiere conocer màs sobre este interesante tema, lo invito a continuar con esta lectura.

 Niños artistasPor María Eugenia Fanti

Cuando vemos obras de arte como “La noche estrellada” de Vincent van Gogh, escuchamos la Séptima Sinfonía de Ludwig van Beethoven o leemos una obra de Literatura de William Shakespeare, Antón Chejov o James Joyce nos preguntamos cómo hicieron estos hombres para crear obras de tal envergadura. Y es que todos tienen algo en común: la creatividad.

Pero ¿Qué es la creatividad y por qué es una cualidad tan demandada en el mercado laboral? El concepto de creatividad es amplio, ya que implica no sólo una asociación de pensamientos, sino de valores, así lo explica la experta en Educación y Nuevas Tecnologías, Laura Tobi “La creatividad es la forma de resolver un problema con una idea original. Se puede ser creativo en diversos ámbitos de la vida: en la Ciencia, las Artes, en la Economía. De igual modo es importante destacar que hay creatividad positiva y también negativa. Por ende como padres debemos siempre asociar valores constructivos a la creatividad de nuestros hijos.”

La creatividad hace de países como Estados Unidos una potencia mundial, así lo comenta Peter Gray, Ph.D y profesor del Boston College en su columna de “Psycholoy Today”: “No somos el país más rico del mundo (…), ni con el mejor sistema de salud (…)pero somos el país que tiene más inventores. Somos innovadores y especialistas descubriendo nuevas formas de resolver problemas y también haciendo cosas nuevas”

A este respecto, Gray también cita un estudio realizado por el profesor de Educación Kyung Hee Kim de William and Mary College según el cual se demuestra que desde el año 1984 ha habido un declive sustancial en la creatividad de los niños que viven en los Estados Unidos. Según palabras textuales de Kim: “ Los niños expresan menos sus emociones, su humor, imaginación (…), son menos aptos para conectar hechos irrelevantes, para sintetizar y ver las cosas desde un punto de vista distinto”.  El estudio de Kim destaca además que sobre todo existe un declive en lo que el llama el proceso de “elaboración creativa” del niño. Que consiste en la capacidad de desarrollar una idea y convertirla en algo interesante y novedoso.

¿Cuál puede ser la causa de este gran declive que según la proyección del estudio de Kim es de un 85% entre 1984 y 2008? Laura Tobi, especialista de la Universidad de Belgrano, Buenos Aires, Argentina hace un análisis al respecto: “Nuestra educación actual hace énfasis en el producto y lo que realmente cuenta es el proceso, especialmente cuando los niños están pequeños. Lo importante no es el dibujo que hizo, sino cómo lo hizo y si disfrutó hacerlo. Cuando ponemos el énfasis en el producto, hacemos que nuestros hijos busquen es la aprobación y muchas veces si no la reciben, se desalientan. En cambio si hacemos énfasis en el proceso y en cómo el niño desarrolla la idea, sí podemos valorar más la información respecto al producto final y estamos abriendo una ventana hacia la creatividad”.

Tobi también analiza la rigurosidad del sistema educativo de Estados Unidos, ya que el exceso de reglas para trabajar, tareas y normas impide que el niño tenga tiempo para crear, para hacer un proyecto y para equivocarse: “Aquí la evaluación se basa en el error, en cuántas veces el niño se equivocó, no se estiman sus aciertos. El error se penaliza. Y es bueno para  el desarrollo de la creatividad aprender a equivocarse, porque eso te permite buscar una solución alternativa. Eso es lo primero que te va a decir cualquier científico y es que ellos tienen muchas preguntas y cometen millones de errores antes de responderlas, eso es parte del proceso creativo”.

Si bien muchas veces la educación que reciben nuestros hijos en los colegios públicos y privados no siempre alientan su creatividad, es importante que los padres sí lo hagan en casa, porque todos tenemos la capacidad de ser creativos y realmente todo depende de si lo desarrollamos o no. Además, el psicólogo Gary Fitzgibbon afirma que la creatividad trae como resultado  un aumento significativo en los niveles de bienestar de una persona y por ende ser creativo mejora la salud mental.

Aburrirse es bueno

Isaac Newton, fue uno de los científicos más importantes del mundo. La historia cuenta, que descansaba sentado y aburrido bajo la sombra de un manzano, cuando una de las manzanas cayó sobre su cabeza y entonces tuvo la genial idea de formular la ley de la gravedad. Y es que según los expertos aburrirse es bueno para la creatividad. Así lo demuestra la investigación de Teresa Belton de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido.

Esta idea también la refuerza la profesora de Arte de Art Shack, Laura Tobi: “ Sino tengo tiempo de aburrirme, no tengo tiempo de pensar. El chico de hoy en día cuando se aburre, saca el celular y se pone a jugar un juego, se conecta al Facebook y allí cualquier iniciativa para crear muere, se termina.”

Con respecto a esto y para combatir el declive de la creatividad en los niños, Tobi, nos dio varios consejos para que los padres ayuden a sus hijos a ser más creativos:

1) Exponerlos a experiencias novedosas.  Es importante sacar al niño de la rutina. Los últimos estudios de Simone Ritter  de la Universidad de Radboud Njmegen, Holanda, demuestran que cambiar la rutina, ayuda a encontrar respuestas innovadoras para los problemas.

2) No resolverles todo. Hay que dejar hacer, no bajo las normas y reglas específicas, sino explorar cómo hacer. Si al niño se le cae la leche, déjelo que busque él la manera de solucionarlo, porque de esta manera le permite desarrollar su creatividad para resolver problemas y además estimula su iniciativa. De nada vale ser creativo, sino se tiene iniciativa.

3) Experiencias no reguladas. Es importante que los niños vivan nuevas experiencias y que no estén siempre reguladas por los adultos. Si como padres siempre establecemos e imponemos cómo se deben hacer las cosas, nuestros hijos no tienen opción de desarrollar su creatividad.

4) Explorar libremente. Los modos de creatividad son particulares de cada individuo. El niño necesita probar diferentes actividades: Arte, Deporte, Ciencia, Tecnología. Dejar por años en una misma actividad al niño, en especial cuando es pequeño, es un error de los padres, porque lo que el niño necesita es explorar, experimentar que es lo que realmente le gusta.

5) Tiempo para jugar: rutinas muy estrictas y horarios inflexibles son asesinos de la creatividad en los niños. Los padres no deben olvidar que jugar es el primer trabajo del niño.

6) Interactuar con nuestros hijos. Es esencial establecer un vínculo con nuestros hijos, un espacio donde hablemos, juguemos, los escuchemos. Necesitamos un tiempo para no hacer nada, un espacio que además no este mediado por la tecnología y donde el celular, las redes sociales o la computadora no nos roben ese tiempo.

7) Cuestionar los “no” que le damos a nuestros hijos. Muchas veces los padres le prohíben hacer cosas al niño por temor a que se equivoque. El niño necesita equivocarse y encontrar una solución alternativa a lo que le sucede. No debemos siempre darle la solución, pero si ayudarlo a encontrarla.

Laura Tobi para concluir señaló la siguiente reflexión: “somos más que una competencia, que un trofeo, que una nota, somos mucho más que eso y hay muchas cosas que como padres debemos desarrollar en nuestros hijos que no vienen validadas desde  afuera, que no son medibles por haber ganado el trofeo o sacado la buena nota, somos mucho mas que eso.”

 Copyright © 2013 María Eugenia Fanti. Todos los Derechos reservados

Este artículo fue publicado en Doral Kids Ideas en octubre de 2013.